jueves, 20 de julio de 2017

QUINOA CON TOFU Y PATATAS

Este es un plato con dos componentes de alto valor dietético.

- La quinoa, es muy rica en proteínas, hierro y magnesio. Es de un sabor agradable, suave textura y muy fácil de cocinar.
- El tofu, también es muy rico en proteínas, calcio y hierro

El tofu en sí, tiene un sabor muy neutro, por eso hay que cocinarlo con todo tipo de alimentos ya que toma el sabor de aquello con lo que se cocina. No es muy recomendable comerlo solo o sin cocinar, lo suelo pasar al menos por la sartén con un poquito de Aceite de Oliva.



INGREDIENTES 4 personas

1 cebolla
1/2 calabacín
2 ó 3 patatas
200 grs. Tofu natural bio
1 vaso de quinoa
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina.


Pelamos y cortamos en juliana la cebolla
Pelamos, limpiamos y cascamos las patatas en trozos no muy grandes. 
Cascar es meter el cuchillo como para cortar pero en lugar de cortar giramos la muñeca y partimos trozos de patata.

En una cazuela echamos un chorro de aceite y ponemos a fuego medio, añadimos y pochamos un poco la cebolla con sal, echamos la patata troceada y rehogamos bien, removiendo todo.

Limpiamos el medio calabacin y cortamos en dados pequeños, con piel y todo.
Hacemos trozos el tofu.

Los echamos en la cazuela, rehogamos bien y añadimos agua para que no se nos pegue. Salamos.




Cogemos el vaso de quinoa y lo echamos a la cazuela, con tres partes de agua por una de quinoa.
Ponemos a hervir y mantenemos de 15 a 20 minutos, nos daremos cuenta de que está hecha cuando veamos que la quinoa se hace transparente.




ON EGIN!!!












miércoles, 19 de julio de 2017

GAZPACHO

Llega el verano, cuando aprietan los calores y más ahora que se disparan las temperaturas por efecto del cambio climático... es una pena que no hagamos nada para evitarlo, cuando existe tecnología para poder prescindir de los combustibles fósiles, nucleares y demás. Bien sustituyendo poco a poco por energía solar, o la eólica, motores eléctricos...

Pues bien, con el calor ¿a quien no le apetece tomar algo fresquito y nutritivo?
Tiene pocas calorías, es rico en minerales y vitaminas... calcio, potasio, fósforo, vitamina A, y es antioxidante.





INGREDIENTES

2 ó 3 Tomates maduros pelados
1 pimiento verde
1 diente de ajo
1 cebolleta
1 pepino pequeño
1 trozo de pan
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina
Vinagre de Manzana





Ponemos el pan a remojo en un recipiente con agua. (El pan puede ser de días anteriores).
Pelamos el ajo, pelamos y limpiamos la cebolla, lavamos y quitamos las pepitas al pimiento verde.

El pepino es mejor que no sea grande, para que no amargue ni tenga semillas. Un tamaño entre pequeño y mediano, lo pelamos.

Pelamos y troceamos los tomates maduros.

El pan lo echamos a un recipiente, troceamos todas las hortalizas   y las añadimos al mismo recipiente.
Añadimos el tomate también.
Salamos, agregamos un chorrito de un buen aceite de oliva virgen y otro de vinagre de manzana.




Batimos unos segundos con la batidora, el brazo de la batidora en el fondo para que no salpique. 
Probamos para ver si hay que rectificar de sal, aceite o vinagre y dejamos a nuestro gusto.

Pasamos por el chino a una ensaladera o sopera y metemos al frigorífico para enfriarlo bien. 
Le he echado unos cubos de hielo porque no tenía tiempo para que se enfriara.  ON EGIN!!!




 Nota: Servimos en taza y podemos acompañarlo con huevo cocido picado o en dados.

ANTXOAS FRITAS

Estamos ante otro auténtico manjar, ¿A quien no le gustan unas antxoas fritas?, esas antxoas de tamaño pequeño-mediano, que nos comemos espina y todo... porque para mi están mucho más ricas que las grandes.
Y ya, ¡si las antxoas son del Kantabriko!...


INGREDIENTES

Antxoas
2 dientes de ajo
1 cayena
harina
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina



Pedimos en la pescadería que nos limpien las antxoas. 
Si no, es muy fácil hacerlo. Agarramos la cabeza y tiramos de ella introduciendo el dedo índice por la tripa, para vaciarla bien, pasamos por agua y quedan bien limpias.
Luego las ponemos en un papel de cocina para que se sequen bien.


Pelamos y fileteamos los ajos. 
En un plato ponemos la harina y pasamos las antxoas por él, sin cargarlas mucho de harina, las colocamos en otro plato y salamos.

En la sartén a fuego medio-alto, ponemos un buen chorro de aceite y echamos unos filetes de ajo y media cayena troceada, cuando empiezan a burbujear, ya podemos empezar a freír las antxoas. No hay que hacerlas mucho, aunque hay a quien le gusta que estén "churruscaditas"... a gusto de cada cual.

Según vayan dorándose los ajos, los vamos retirando y echando nuevos, también retiramos la cayena del principio y echamos la otra mitad.

Sacamos las antxoas y ajos fritos a una bandeja o plato con papel secante para quitar el exceso de aceite. 
ON EGIN!!! 

lunes, 17 de julio de 2017

HUEVOS RELLENOS

Esta también es una sencilla receta y que como entrante gusta mucho a niños y mayores. 
En mi casa los domingos nos gustaba poner algún pintxo como entrante y este era uno de mis favoritos. Lo mejor era que si sobraban huevos, tenía para la noche.


INGREDIENTES;

4 Huevos
1 lata de atún
mahonesa
Sal marina
Vinagre


Ponemos los huevos a cocer en agua, salamos y echamos un chorrito de vinagre.
Yo siempre empiezo con el agua fría y los dejo unos diez minutos desde que empiezan los borbotones.

Cuando ya están cocidos, los sacamos con una cuchara, los pasamos por agua fría, pero sin enfriarlos mucho. Se pelan mucho más fácil cuando aún conservan parte de su calor, o si los has dejado enfriarse poco a poco. 
Casi siempre los pelo en caliente, (hasta donde aguanto el calor, ¡claro!)

Cortamos los huevos por la mitad y separamos las yemas, reservamos una, (o media), las aplastamos con un tenedor. Abrimos la lata de atún, la desmigamos con el tenedor y la mezclamos con la yema aplastada, echamos mayonesa y mezclamos bien. Ya tenemos la masa con la que rellenaremos los huevos.

Con ayuda de una cucharilla rellenamos los huevos que pondremos en una bandeja.

Con un cuchillo picamos la yema que habíamos reservado y la utilizamos para decorar, echando por encima de los huevos rellenos.

ON EGIN!!!


En caso de querer hacerlos con mahonesa casera, que estarán mucho más ricos, la forma de hacerla es esta.
Os pongo Aceite de Oliva, pero con aceite de Girasol queda también muy buena, un poco más suave.

INGREDIENTES
1 Huevo
aceite de Oliva
Vinagre
Sal

Pon el huevo en el vaso de la batidora, echa sal, un chorrito de vinagre y una buena cantidad de aceite.
Metemos la batidora hasta el fondo, batimos sin levantar la batidora hasta que emulsione la mezcla.
Cuando empiece a emulsionar movemos suavemente  arriba-abajo.





viernes, 14 de julio de 2017

CEBOLLITAS CONFITADAS

Pues sí, también me traen de la huerta Altzatarra, unas cebollitas, del tamaño de una bola de ping pong y que crudas las utilizo para ensaladas, pero como me encantan... es confitadas en aceite, son una delicia.

Sencillo de hacer y puede servirnos de entrada a una comida o de guarnición para carnes y pescados.





INGREDIENTES

12 Cebollitas pequeñas
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina




Pelamos y limpiamos las cebollitas.
Ponemos una cazuela con un buen chorro de aceite a fuego medio y cuando el aceite esté caliente echamos las cebollitas y salamos.
Tapamos la cazuela, ponemos a poco fuego y removemos de vez en cuando para que se vayan dorando por todos los lados.




Dejamos que vayan haciéndose poco a poco y no tienen más misterio. Si vemos que se quedan secas, podemos añadir algo de agua, poca... normalmente pasa si hemos echado poco aceite o tenemos a fuego muy fuerte.
Cuanto más tiempo las tengamos, más blandas.
Las suelo tener de 35 a 45 minutos, pueden estar hechas en menos tiempo. Como siempre, a gusto de cada cual.






 Ya veis que aspecto tienen.

ON EGIN!!!

ACELGAS CON PATATAS AL VAPOR

Estamos de temporada y no puedo quejarme, me traen de la huerta unas preciosas acelgas, patatas, calabacines, pimientos de Gernika, (aunque estos son de Altza), piparras, tomates... en fin, que es el momento de preparar verdurita llena de energía y vitaminas.

Hoy he limpiado las acelgas, he quitado unos cuantos tallos para hacerme unas pencas y con el resto he hecho una rica cazuela.





INGREDIENTES; 4 personas

3 Patatas
2 ó 3 ajos
12 hojas de acelgas
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina


Ponemos la cazuela de la parte inferior de la vaporera con agua, a calentar

Esto es una vaporera, con sus agujeros en el fondo por el que sube el vapor que nos viene de otra cazuela que encaja con ella y está en la parte inferior.

Limpiamos y troceamos bien las acelgas, si tienen hilos los tallos los quitamos, vamos metiendo en la vaporera.
Pelamos y lavamos las patatas, las cascamos en trozos no muy grandes y echamos con las acelgas.






"Cascar" las patatas, es meter el cuchillo en la patata y en lugar de cortar, giramos el cuchillo y partimos la patata en trozos.
A mi, me lo enseñó mi abuela, que era una grandísima cocinera y siempre lo hago así. Yo obediente.

Echamos la sal, removemos y ponemos a cocer al vapor
Tenemos una media hora a fuego medio, que el agua esté en ebullición.

Mientras tanto hemos pelado y fileteado los ajos, los ponemos con el aceite de oliva en una sartén y cuando estén las acelgas ponemos a freír.



Una vez hechas, ponemos las acelgas y patatas en una bandeja grande o en otra cazuela y echamos el refrito de ajo por encima.

ON EGIN!!!

jueves, 13 de julio de 2017

CALABACÍN REBOZADO

En el verano me suelo juntar con calabacines que me llegan de las huertas de amigos y familiares. 
Les voy dando salida, haciendo crema de calabacín, Tortilla de puerros y calabacín, calabacín a la plancha, pisto de calabacín y ¿cómo no?, calabacín rebozado.
Sencillo, sencillo de hacer y rico.
¡Me encanta!, porque además puedes hacer la cantidad que quieras, lo que sobre, se come frío perfectamente. Es genial llegar a casa con ganas de picar algo y tener un plato con calabacines rebozados... ahora en verano, con las múltiples fiestas que tenemos, llegar a ciertas horas tardías (o tempraneras) y tener unos calabacines rebozados... ¡¡¡HUMMMNNN!!!, ¡qué ricos!




INGREDIENTES

1 Calabacín
2 huevos
Harina
Aceite de Oliva
Sal Marina

Quitamos los extremos y resanamos el calabacín, lo lavamos y sin pelar, cortamos en rodajas, entre medio y un centímetro de grosor.

Batimos un par de huevos, tenemos en un plato la harina y en otro el huevo batido. Pasamos las rodajas por la harina y después por el huevo.


En una sartén ponemos aceite a calentar y cuando esté bien caliente, (antes de que humee, que no se nos queme, el aceite quemado es tóxico y nocivo para la salud ), ponemos las rodajas en la sartén y freímos, aprovechamos ahora para echar la sal sólo por un lado. Si te gustan más saladas echa por los dos.
Los tenemos hasta que cojan color doradito, algo menos de dos minutos por cada lado. Pero como siempre, si te gusta más hecho fríe un poco más.


Vamos sacando a un plato o bandeja con papel de cocina para que absorba el aceite. Si nos gustan calientes podemos poner un plato por encima para que no se enfríen. 
Y ya está, sencillo y exquisito, ideal para llevar a comidas campestres, barbacoas y excursiones. ¡No dejarán ni uno!

ON EGIN!!! 


miércoles, 12 de julio de 2017

ESPAGUETIS "JOSU". TOMATE, CARNE PICADA Y QUESO

No recuerdo que nadie me haya enseñado esta receta. A mi me gusta, es plato único, con el que quedar satisfechos. 

Muchas veces al hacer espaguetis, intentamos que sea para dos y resulta que hacemos para seis, no sabemos calcular la cantidad de espaguetis por persona.
Yo suelo calcular a peso, unos 80 - 100 gramos por persona, hay también unos cucharones de madera especiales para la pasta que tienen un un agujero para medir la cantidad de espaguetis crudos que hay que usar.
Y si no, hay un truco, juntamos los dedos pulgar e índice, (dedo gordo y siguiente), rozando las puntas y ese hueco nos indica la cantidad para dos raciones.


INGREDIENTES; 4 personas

2 ó 3 ajos
1 cebolla hermosa
1 cayena (opcional)
orégano, una cucharada.
1 bote grande de tomate triturado
600 gramos de carne picada (mezclar cerdo y ternera)
6 - 8 lonchas de queso
350 - 400 gramos de Espaguetis
Aceite de Oliva Virgen 
Sal marina


Ponemos un puchero al fuego con abundante agua. Un litro por cada 100 gramos de pasta. 

Picamos finamente los ajos y la cebolla. 
Echamos aceite de oliva a la cazuela y ponemos los ajos, con la cayena en dos (si queremos picante), cuando empiezan a coger color los ajos, echamos la cebolla y sal. 
Dejamos pochar unos minutos.
Añadimos el tomate triturado y el orégano, cocinamos un poco y echamos la carne picada, removemos bien todo con el cucharón de madera y añadimos sal a nuestro gusto.
Tapamos y ponemos a poco fuego para que se cocine lentamente.

Mientras tanto, en el puchero con agua, echamos sal y un chorro de aceite de oliva, cuando empiecen los borbotones echamos los espaguetis. Removemos de vez en cuando.
En los paquetes de pasta, viene el tiempo de cocción, alrededor de ocho minutos, y es mejor no pasarse, que queden un poco al dente. 
Si no, siempre podemos hacer la prueba de echar un espagueti a la pared. Si se pega, es que está hecho. (Aunque a mi me parece una guarrería y prefiero sacar uno y probar).

Una vez cocidos los espaguetis los escurrimos con la ayuda de un colador y reservamos un poco del agua de la cocción, NO los pasamos por agua fría, y los echamos a la cazuela donde está el tomate y la carne, si está un poco seco, añadimos el agua que sea necesaria de la cocción, (que tiene todo el sabor de la pasta), removemos y cocinamos un minuto para que se mezclen bien todos los sabores.

Una vez que apagamos, cubrimos los espaguetis con las lonchas de queso y tapamos. Dejamos unos minutos en los cuales, el queso se fundirá con el calor y nos dará ese toque cremoso tan rico y espectacular.

ON EGIN!!!






VAINAS CON PATATAS AL VAPOR

Un humilde primer plato, que podemos encontrar en el mercado todo el año, porque se cultiva bien en invernaderos, pero lo mejor es comerlas en su temporada, en los meses de primavera y verano. 

El no va más, es si tenemos las vainas de la huerta, que son una auténtica delicia. En mi caso las que voy a preparar son de una huerta de Altza, Gipuzkoa.





INGREDIENTES; 4 personas

800 grs. de vainas
2 ó 3 patatas hermosas
2 ó 3 ajos
100 grs de jamón picado




Al hacerlas al vapor, necesitamos una "Vaporera", que es una cazuela que tiene agujeros por debajo. En otra cazuela ponemos agua a hervir y la vaporera se coloca encima, para cocinar lo que metamos dentro "al Vapor".




Haciendo las verduras al vapor conseguimos el mayor sabor posible de las mismas.

Ponemos la vaporera a calentar, para dar tiempo a que hierva el agua.

Limpiamos las vainas, con un cuchillo quitamos las puntas y si tiene hilos laterales con un pelador se los quitamos. Si son anchas las cortamos a lo largo por la mitad y cortamos en trozos de 5 centímetros.

Pelamos las patatas y las cascamos en trozos más bien grandes.

Ahora metemos vainas y patatas en la vaporera, sazonamos con sal y tapamos. En unos 30 minutos tendremos las patatas y vainas hechas, si te gustan más blandas, las tienes un rato más.  
Las echamos a otra cazuela y tapamos.



En una sartén con un buen chorro de aceite, ponemos los ajos fileteados a freír y cuando vayan a coger color echamos el jamón picado a la sartén rehogamos un poco y echamos sobre las vainas. 





Hummmmmnn
Delicioso... ON EGIN!!!


Nota; 
- Se puede preparar perfectamente este plato sin ser al vapor, simplemente en lugar de hacerlas en la vaporera las hacemos en una cazuela normal a la que añadiremos agua para cocerlas y tendremos al fuego una media hora, después añadimos el refrito y... ON EGIN!!!







martes, 11 de julio de 2017

PIMIENTOS DEL PIQUILLO A LA SIDRA

Con este plato unimos la rivera Navarra con la Gipuzkoa sidrera, Astigarraga, Hernani, Errentería, Oihartzun, Usurbil, Donostia...
Es bastante sencillo de realizar y un exquisito entrante o acompañante de otros platos, de carne por ejemplo.

Con los pimientos hemos de cerciorarnos a la hora de comprarlos que sean de Navarra, y si son de Lodosa, mejor, que para eso son el origen del pimiento del piquillo.

Los pimientos llegaron de América con Colón y se cultivan aquí desde el siglo XVI, evolucionando hasta conseguir muy diferentes clases. Entre ellos los del piquillo, un pimiento con una piel de un rojo intenso, carnoso, compacto, de una textura fina, que tiene sabor dulce y a veces picante.

Hoy día tenemos invasión de pimientos llegados de Perú y de China, que no tienen la calidad de nuestros pimientos navarros. Y aunque la marca sea navarra, mirad bien su origen, que demasiadas veces dice "Producto de Perú" o "Producto de China".

Entiendo que serán más baratos, si queremos podemos hacer la receta con pimientos de estos países, personalmente prefiero los peruanos, que al fin y al cabo es uno de los países originarios de los pimientos, (México, Bolivia y Perú).



INGREDIENTES

1 lata de pimientos del piquillo de Lodosa
2 ó 3 ajos
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina
1 buen vaso de sidra de Gipuzkoa
Un poco de azúcar (opcional)



Sacamos a un plato o bandeja los pimientos, los limpiamos y quitamos las semillas.

Pelamos y cortamos en láminas los ajos y ponemos en una cazuela de barro con un chorro de aceite de oliva a fuego medio.

Cuando los ajos empiezan a coger color, añadimos los pimientos, enteros, echamos sal, removemos. Lo mantenemos a fuego medio hasta que empiecen los borbotones, echamos el vaso de sidra y esperamos a que vuelva la ebullición. momento en el que bajamos al mínimo, para que se vayan haciendo poco a poco.

Hay quien añade un poco de azúcar a los pimientos para evitar posible acidez. Con los del piquillo, no la uso.

Dejamos que se hagan suavemente y veremos como se evapora la sidra, cuanto más tiempo estén al fuego, más suaves saldrán los pimientos y repetirán menos.

Al final movemos la cazuela para compactar un poco la salsa y como siempre... ON EGIN!!!





Nota; Se pueden hacer perfectamente sin el vaso de sidra, añadiendo agua cuando veamos que está muy seca la cazuela, y para que no se nos peguen los pimientos.

lunes, 10 de julio de 2017

COGOTE DE MERLUZA AL HORNO

Con el cogote que nos ha quedado de la merluza rellena de marisco, elaboramos otro gran plato, lleno de sensaciones y buen sabor. Una maravilla digna del mejor paladar. Un clásico dentro de la cocina vasca. 
Como todos, bastante sencillo de realizar.

- Vuelvo a poner los nombres de la merluza según tamaño.
La merluza desde su nacimiento pasa por diferentes nombres, así es;
Carioquilla,  hasta unos 14 cm.
Carioca, que llega hasta los 750 gramos
Pescadilla, llega hasta el Kilo y medio
Mediana, ya son de 1,500 a 2,200 Kgs
Merluza, a partir de los 2,200 kilos, hasta los siete o incluso más grandes.

Estoy seguro que habrá diferentes versiones de los nombres según tamaño, pero más o menos es así.



INGREDIENTES; 2 personas

1 Cogote de merluza o mediana
2 ajos
1 cayena (opcional)
perejil picado
Aceite de Oliva Virgen 
Sal Marina

Calentamos el horno a 200 - 220 grados

Limpiamos bien el cogote, quitando las telillas negras (nos podemos ayudar con un trapo, o papel de cocina), que tienen en los laterales.
Nos untamos las manos con aceite de oliva y embadurnamos bien la parte exterior del cogote, lo ponemos abierto sobre la bandeja y echamos sal. 

Cuando el horno esté a la temperatura deseada, metemos y tenemos unos  10 - 12 minutos.

Pelamos y fileteamos los ajos, echamos en la sartén con la cayena partida al medio y un buen chorro de aceite de oliva.

Poco antes de sacar el cogote del horno ponemos a freír los ajos.

Sacamos la bandeja del horno, espolvoreamos el perejil picado y echamos el refrito de ajos.
Si te parecía que estaba poco hecho, con el refrito ya ha quedado perfecto. Si te gusta más hecho, puedes volver a meterlo un par de minutos más al horno.
ON EGIN!!!

Nota; Esta receta se puede acompañar de una cama de patatas, para lo cual aconsejo se vea la receta de "Patatas Panadera"

- Suele ser habitual acompañar el refrito de ajos con un chorro de vinagre. Después de echar el refrito, calentar el vinagre y echarlo por encima del cogote. A mi no me gusta con vinagre, porque creo que cambia el sabor.




MERLUZA RELLENA DE MARISCO

Aunque su nombre suene muy rimbombante, es un plato sencillo de realizar y que está buenísimo.
Esta receta, me la ha dado Juantxo Carballo, de Batasuna Elkartea, tengo que decir que los comensales que degustaron el manjar quedaron maravillados. La merluza queda realmente sabrosa.


- Vuelvo a recordar los diferentes nombres de la merluza según sus tamaños.
La merluza desde su nacimiento pasa por diferentes nombres, así es;
Carioquilla,  hasta unos 14 cm.
Carioca, que llega hasta los 750 gramos
Pescadilla, llega hasta el Kilo y medio
Mediana, ya son de 1,500 a 2,200 Kgs
Merluza, a partir de los 2,200 kilos, hasta los siete o incluso más grandes.

Estoy seguro que habrá diferentes versiones de los nombres según tamaño, pero más o menos es así.

Para esta receta, necesitaremos al menos una mediana, es posible que necesitemos algo más grande, ya entonces será merluza. Siempre quedará mejor y más rica con un tamaño más grande.


Un exquisito plato que os encantará


 INGREDIENTES; 6 Personas

1 mediana o merluza de 1,800 a 2,500 grs.

2 cebolletas
2 tomates de pera, o un bote pequeño de tomate frito
3 ó 4 bandejas de "Pintxo de marisco Krissia"
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina.


Pedimos en la pescadería que nos saquen el cogote, que lo haremos en otro momento, y con el resto que nos la abran como un libro, quitando la espina central. 
Normalmente me llevo la espina por si tengo que hacer un fumet de pescado.

Cortamos en seis partes iguales cada lomo, de manera que coincidan para poner uno encina del otro.
Ponemos un trozo con la piel hacia abajo y untamos bien con la crema de marisco, tapamos con el otro trozo similar.
Creo que con dos bandejas (o una y media), nos tiene que llegar. Así quedan otras dos para la salsa.

En cuanto a las bandejas de "pintxo de marisco", es fácil encontrarlas en tiendas de comestibles, pescaderías, supermercados y grandes superficies. Son bandejas de 150 Gramos.



Hacemos lo mismo con todos los trozos, que vamos depositando en la bandeja en la que vamos a hornear. Echamos aceite de oliva en la base y otro poco por encima de las tajadas, con un poco de sal en la parte superior. 
Hay que tener cuidado con la sal, puesto que el marisco ya tiene y nos puede quedar salado.




Ponemos a calentar el horno a unos 200 - 220 grados.

En una sartén pochamos bien las cebolletas, echamos el tomate frito, o los tomates naturales troceados y cocinamos un rato. Cuando esté bien hecho, añadimos el resto del "pintxo de marisco" y removemos bien, para hacer una rica salsa de marisco con la que cubriremos la merluza al servir.

Nota; Me dice Juantxo Carballo, que no he puesto que se usa nata líquida de cocinar con esta salsa.
En realidad no la he puesto porque no soy amigo de la nata líquida y si no es imprescindible la quito.
En este caso con un brick de 200 ml vale. Si queréis añadirle...

Metemos la bandeja al horno y tenemos unos 15 minutos, depende un poco del grosor de la merluza, si es más pequeña nos puede valer con doce.

Sacamos, ponemos cada trozo en un plato y cubrimos con la salsa de marisco que hemos hecho. ON EGIN!!!





Un par de buenos amigos y aficionados a la cocina, me han enviado las fotografías de su "merluza rellena de marisco".

Esta es la foto enviada por Floren Uzturre, de XEPLA Elkartea de Ibarra, Gipuzkoa... le encantó


Esta otra es la enviada por Jon López, de Getxo, Bizkaia, el único aficionado del Athletic que sabe cocinar, jejejeje
Él ha hecho una variante. La ha acompañado con una salsa americana y añadió en crudo gambones bien picados a la crema de pintxo de marisco. 

Del resultado, empieza diciéndome; "¡Madre de dios!, Santísimo plato. Joder qué bueno. Un bocado de merluza rellena y la salsa... y ves las ligas de la Real, la muerte de Franco, a Sofía Loren ..."





ARROZ CON CABEZADA DE CERDO Y CHAMPIÑONES

Este es un plato socorrido que nos vale para cualquier día, o para hacerlo en el monte con los y las amigas, con la familia... un plato exquisito y de fácil preparación. 
¿A quién no le gusta un buen arroz o paella?





INGREDIENTES; 6 personas

2 cebollas 
4 ajos
2 zanahorias
1 puerro hermoso
4 ó 5 pimientos verdes
12 champiñones hermosos
600 gr. de arroz 
Sal Marina
Aceite de Oliva Virgen
5 pimientos del piquillo de bote o lata, (para decorar).




Picamos los ajos y las cebollas. 
En la cazuela a fuego medio, echamos un buen chorro de aceite y añadimos los ajos. Antes de que vayan a coger color, añadimos la cebolla picada y un poco de sal.
Dejamos que vaya pochando. Mientras tanto, pelamos y limpiamos las zanahorias, el puerro y los pimientos, a los que quitaremos las pepitas.
Una vez limpios, troceamos y añadimos a la cazuela.
Limpiamos bien los champiñones, que no queden restos de tierra, los hacemos cuatro trozos, quien prefiera hacerlos láminas... a mi me gusta trozo grande de champiñón.
Los añadimos y echamos sal, removemos bien todo.





Pedimos en la carnicería que nos troceen la cabezada de cerdo. También podemos usar costilla de cerdo, de ternera, magro de cerdo, pollo, conejo... con cualquiera quedaría bien, e incluso podemos mezclar pollo, cabezada de cerdo y costilla de ternera.

Salamos la cabezada de cerdo y añadimos a la cazuela, removemos bien y dejamos que todo se vaya haciendo a fuego medio por espacio de media hora, si vemos que se seca, añadir agua, o vino blanco, quien prefiera.

El arroz, suelo calcular a puñado por persona, pero la cantidad al peso es 100 gramos por persona, de un kilo comen 10.
Uso arroz redondo, pero si te gusta otro tipo de arroz... ¡úsalo!
La cantidad de agua a echar es el doble que de arroz, 1 vaso de arroz, dos de agua.

Pasada la media hora, subimos el fuego, añadimos el arroz, echamos sal y removemos bien, rehogándolo un par de minutos. 

Echamos el agua, doble que el arroz y tapamos.
Lo tengo 10 minutos desde que empieza a hervir, a fuego fuerte, es posible que se queme algo del arroz de la parte baja, es una delicia, en más de una casa se pelean por el "Socarrat".

Mientras está al fuego, decoramos con tiras de los pimientos del piquillo de lata.

Una vez pasados los diez minutos comprobamos si está a nuestro gusto, a mi me gusta que el grano esté un poco tieso, que no se pase.
Dejamos reposar unos cinco minutos, en los que absorverá el líquido que todavía podía quedar.
ON EGIN!!!















viernes, 7 de julio de 2017

GARBANZOS, SOPA Y CARNE DEL COCIDO CON TOMATE

Otro plato consistente, porque de este hacemos tres en uno. Ponemos la olla bien aviada y tenemos: la sopa de cocido, los garbanzos y para acabar la carne guisada.
A mi personalmente me gusta mucho y disfruto con el cocido.





INGREDIENTES


2 Cebollas hermosas
1 ó 2 puerros
2 zanahorias
2 ó 3 patatas
500 gr, de garbanzos
3 ó 4 huesos de "cañada"
1,500 Kgs de Carrilleras de ternera o carne de Morcillo (Zancarrón)
Fideos 
2 ajos
4 ó 5 tomates maduros de pera


Ponemos los garbanzos a remojo en agua limpia y fresca de 8 a 12 horas, Hay que echar unas tres partes de agua por una de los garbanzos, veremos como los garbanzos han triplicado su volumen.
Escurrimos y tiramos ese agua.




Los prepararemos en la olla tradicional, echamos los garbanzos, la cebolla en 6 trozos, los puerros en trozos grandes y las zanahorias en tres ó cuatro trozos, pelamos y limpiamos las patatas y las echamos enteras. También ponemos los huesos y la carne, bien sean carrilleras o morcillo.
Echamos sal, un poco de aceite y cubrimos con bastante agua, para que nos quede suficiente para la sopa.
Cerramos bien la olla y tenemos de 50 a 60 minutos desde que empiece a dar vueltas la válvula

El Sábado me encontré en Errenteria con Sergio Cotos, me decía, con mucho criterio,  que él "desespuma" la olla. 
En lugar de cerrar desde un principio, la pone a fuego fuerte tapada y cuando hierve, toda esa espuma que sale la va quitando con la espumadera y una vez limpia de espuma, cierra la olla.
Pues ya veis además de Gran Fotógrafo, es un buen "cocinillas".


Picamos muy fino los dos ajos y la otra cebolla. 
En otra cazuela, donde vamos a hacer la carne, echamos aceite y los ajos, antes de que cojan color, echamos la cebolla y un poco de sal. Dejamos que se vayan pochando.
Ahora tomamos los tomates de pera y los pelamos, podemos hacerlo fácilmente escaldándolos 8 segundos en agua hirviendo. Una vez pelados los troceamos muy bien y los añadimos a la cazuela para que se hagan con el ajo y la cebolla, la tenemos a fuego muy suave.

Pasados los 50 - 60 minutos desde que gira la válvula de la olla, apagamos y dejamos que pierda la presión antes de abrir la olla, para no tener un percance.

Sacamos a una bandeja las carrilleras o morcillo y reservamos.




Con un cazo grande y un colador, pasamos el caldo de la olla a otra cazuela, más pequeña, donde haremos la sopa. Dejamos los garbanzos casi sin líquido y tapamos para que se mantengan calientes. Ponemos la cazuela con el líquido al fuego y echamos un puñado de fideos, a gusto de cada cual. Yo prefiero los finos... en el paquete pone el tiempo de cocción de los fideos, normalmente es de 7 - 8 minutos. Dejamos ese tiempo y ya tenemos una exquisita sopa de cocido.

Mientras se hace la sopa, hacemos trozos la carne y la añadimos a la cazuela con el tomate, removemos un poco, probamos de sal y si está muy seca, podemos coger y echarle unas cucharadas del caldo de la sopa, con cuidado de no "pescar" ningún fideo.





Y ya está, un guiso completo, con tres platos a cada cual más rico
- Sopa de cocido
- Garbanzos con verdura, patatas y huesos para chupar.
- Carne de cocido con tomate.








jueves, 6 de julio de 2017

LENTEJAS


Es un plato sencillo de hacer, que entra muy bien cuando empiezan los fríos. Muy sabroso y además muy nutritivo. Las lentejas son ricas en hierro y si las juntamos con arroz, (u otros cereales), se convierten en proteínas de alto valor biológico, similar a los alimentos de origen animal.
Se pueden hacer con chorizo, tocino, morcilla... pero si queremos, se pueden hacer viudas, solamente con verdura que son aptas para cualquier dieta y siguen estando riquísimas. 
"Lentejas, comida de viejas, si quieres las comes y si no, las dejas", ¿Quién no ha oído este refrán? 


INGREDIENTES; 6 personas
1 Cebolla hermosa
3 ajos
1 puerro
2 zanahorias
1 pimiento verde 
2 ó 3 tomates maduros de pera
2 ó 3 patatas medianas (opcional)
500 gr. de lentejas pardinas
Aceite de Oliva Virgen
Sal Marina
-------------------------------
Si no las hacemos viudas, además añadiremos
- Chorizo para hacer seis trozos (200 gr.)
- 300 gr. de tocino de veta
- 1 morcilla de cebolla hermosa

Lo primero es lavar bien las lentejas. Recuerdo que antes las escogíamos. Se puede hacer rápidamente entre dos, para quitar posibles piedritas y granos defectuosos. De todas formas ahora vienen bastante limpias en general y con lavarlas con abundante agua y quitar todo lo que salga a flote, nos vale.
Hay quien pone las lentejas a remojo, no lo he hecho nunca, igual tienen que cocer un rato más, pero tampoco es mucho porque las lentejas se nos hacen enseguida. Si quieres hacerlo, las pones la noche anterior en agua fría y ya está. se te harán un poco antes.

En un puchero o cazuela, ponemos las lentejas. Limpiamos y pelamos la verdura (Cebolla, ajos, puerro, pimiento verde, zanahorias) y la ponemos con las lentejas toda entera, los ajos los suelo meter dentro del pimiento y así después los encuentro fácilmente.
Los tomates no hace falta pelarlos, los lavamos y enteros a la cazuela.
- Si vamos a poner patatas, las pelamos y limpiamos y las metemos enteras en la cazuela.
Si vamos a hacer con chorizo y tocino, ponemos en la cazuela ambos, echamos un chorrito de aceite de oliva y cubrimos con agua.
Si no las hacemos con carne, simplemente echamos un chorrito de aceite y cubrimos con agua. 
Ponemos a fuego fuerte hasta que empiecen los borbotones y bajamos a fuego suave para que vayan haciéndose poco a poco. 
A mi me gustan caldosas, si te gustan más espesas echa menos agua, pero cuidado, que al principio se chupa bastante agua y pueden quedar secas. En caso de que necesite más agua añadimos agua caliente para no cortar la cocción, aunque si echamos poco agua tampoco pasa nada por echarla fría.
Cuando lleven cuarenta o cincuenta minutos cociendo y las verduras ya estén tiernas, las sacamos, (las patatas no), quitamos y tiramos las pieles de los tomates y del pimiento si tiene, y echamos todo al vaso de la batidora junto con unas cucharadas de lentejas y caldo.  Añadimos sal y batimos bien. Echamos el puré resultante en la cazuela y movemos la cazuela con las manos para que se mezcle todo bien. Echamos sal y probamos cómo está de sal.
Dejamos un cuarto de hora más cociendo suavemente, vemos que ya están prácticamente hechas. 
- Si las vamos a hacer viudas, dejamos cinco minutos más y apagamos el fuego. 
- Si son con carne, es el turno de la morcilla de cebolla, que habremos pinchado un poco con un palillo o con el tenedor, para que no se nos deshaga. Cinco minutos con la morcilla dentro y ya están listas para comer.

Sacamos el chorizo, tocino y morcilla a una fuente, hacemos seis trozos de cada cosa, uno para cada comensal. repartimos en cada plato con un buen cazo de lentejas. ON EGIN.