jueves, 20 de julio de 2017

QUINOA CON TOFU Y PATATAS

Este es un plato con dos componentes de alto valor dietético.

- La quinoa, es muy rica en proteínas, hierro y magnesio. Es de un sabor agradable, suave textura y muy fácil de cocinar.
- El tofu, también es muy rico en proteínas, calcio y hierro

El tofu en sí, tiene un sabor muy neutro, por eso hay que cocinarlo con todo tipo de alimentos ya que toma el sabor de aquello con lo que se cocina. No es muy recomendable comerlo solo o sin cocinar, lo suelo pasar al menos por la sartén con un poquito de Aceite de Oliva.



INGREDIENTES 4 personas

1 cebolla
1/2 calabacín
2 ó 3 patatas
200 grs. Tofu natural bio
1 vaso de quinoa
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina.


Pelamos y cortamos en juliana la cebolla
Pelamos, limpiamos y cascamos las patatas en trozos no muy grandes. 
Cascar es meter el cuchillo como para cortar pero en lugar de cortar giramos la muñeca y partimos trozos de patata.

En una cazuela echamos un chorro de aceite y ponemos a fuego medio, añadimos y pochamos un poco la cebolla con sal, echamos la patata troceada y rehogamos bien, removiendo todo.

Limpiamos el medio calabacin y cortamos en dados pequeños, con piel y todo.
Hacemos trozos el tofu.

Los echamos en la cazuela, rehogamos bien y añadimos agua para que no se nos pegue. Salamos.




Cogemos el vaso de quinoa y lo echamos a la cazuela, con tres partes de agua por una de quinoa.
Ponemos a hervir y mantenemos de 15 a 20 minutos, nos daremos cuenta de que está hecha cuando veamos que la quinoa se hace transparente.




ON EGIN!!!












miércoles, 19 de julio de 2017

GAZPACHO

Llega el verano, cuando aprietan los calores y más ahora que se disparan las temperaturas por efecto del cambio climático... es una pena que no hagamos nada para evitarlo, cuando existe tecnología para poder prescindir de los combustibles fósiles, nucleares y demás. Bien sustituyendo poco a poco por energía solar, o la eólica, motores eléctricos...

Pues bien, con el calor ¿a quien no le apetece tomar algo fresquito y nutritivo?
Tiene pocas calorías, es rico en minerales y vitaminas... calcio, potasio, fósforo, vitamina A, y es antioxidante.





INGREDIENTES

2 ó 3 Tomates maduros pelados
1 pimiento verde
1 diente de ajo
1 cebolleta
1 pepino pequeño
1 trozo de pan
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina
Vinagre de Manzana





Ponemos el pan a remojo en un recipiente con agua. (El pan puede ser de días anteriores).
Pelamos el ajo, pelamos y limpiamos la cebolla, lavamos y quitamos las pepitas al pimiento verde.

El pepino es mejor que no sea grande, para que no amargue ni tenga semillas. Un tamaño entre pequeño y mediano, lo pelamos.

Pelamos y troceamos los tomates maduros.

El pan lo echamos a un recipiente, troceamos todas las hortalizas   y las añadimos al mismo recipiente.
Añadimos el tomate también.
Salamos, agregamos un chorrito de un buen aceite de oliva virgen y otro de vinagre de manzana.




Batimos unos segundos con la batidora, el brazo de la batidora en el fondo para que no salpique. 
Probamos para ver si hay que rectificar de sal, aceite o vinagre y dejamos a nuestro gusto.

Pasamos por el chino a una ensaladera o sopera y metemos al frigorífico para enfriarlo bien. 
Le he echado unos cubos de hielo porque no tenía tiempo para que se enfriara.  ON EGIN!!!




 Nota: Servimos en taza y podemos acompañarlo con huevo cocido picado o en dados.

ANTXOAS FRITAS

Estamos ante otro auténtico manjar, ¿A quien no le gustan unas antxoas fritas?, esas antxoas de tamaño pequeño-mediano, que nos comemos espina y todo... porque para mi están mucho más ricas que las grandes.
Y ya, ¡si las antxoas son del Kantabriko!...


INGREDIENTES

Antxoas
2 dientes de ajo
1 cayena
harina
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina



Pedimos en la pescadería que nos limpien las antxoas. 
Si no, es muy fácil hacerlo. Agarramos la cabeza y tiramos de ella introduciendo el dedo índice por la tripa, para vaciarla bien, pasamos por agua y quedan bien limpias.
Luego las ponemos en un papel de cocina para que se sequen bien.


Pelamos y fileteamos los ajos. 
En un plato ponemos la harina y pasamos las antxoas por él, sin cargarlas mucho de harina, las colocamos en otro plato y salamos.

En la sartén a fuego medio-alto, ponemos un buen chorro de aceite y echamos unos filetes de ajo y media cayena troceada, cuando empiezan a burbujear, ya podemos empezar a freír las antxoas. No hay que hacerlas mucho, aunque hay a quien le gusta que estén "churruscaditas"... a gusto de cada cual.

Según vayan dorándose los ajos, los vamos retirando y echando nuevos, también retiramos la cayena del principio y echamos la otra mitad.

Sacamos las antxoas y ajos fritos a una bandeja o plato con papel secante para quitar el exceso de aceite. 
ON EGIN!!! 

lunes, 17 de julio de 2017

HUEVOS RELLENOS

Esta también es una sencilla receta y que como entrante gusta mucho a niños y mayores. 
En mi casa los domingos nos gustaba poner algún pintxo como entrante y este era uno de mis favoritos. Lo mejor era que si sobraban huevos, tenía para la noche.


INGREDIENTES;

4 Huevos
1 lata de atún
mahonesa
Sal marina
Vinagre


Ponemos los huevos a cocer en agua, salamos y echamos un chorrito de vinagre.
Yo siempre empiezo con el agua fría y los dejo unos diez minutos desde que empiezan los borbotones.

Cuando ya están cocidos, los sacamos con una cuchara, los pasamos por agua fría, pero sin enfriarlos mucho. Se pelan mucho más fácil cuando aún conservan parte de su calor, o si los has dejado enfriarse poco a poco. 
Casi siempre los pelo en caliente, (hasta donde aguanto el calor, ¡claro!)

Cortamos los huevos por la mitad y separamos las yemas, reservamos una, (o media), las aplastamos con un tenedor. Abrimos la lata de atún, la desmigamos con el tenedor y la mezclamos con la yema aplastada, echamos mayonesa y mezclamos bien. Ya tenemos la masa con la que rellenaremos los huevos.

Con ayuda de una cucharilla rellenamos los huevos que pondremos en una bandeja.

Con un cuchillo picamos la yema que habíamos reservado y la utilizamos para decorar, echando por encima de los huevos rellenos.

ON EGIN!!!


En caso de querer hacerlos con mahonesa casera, que estarán mucho más ricos, la forma de hacerla es esta.
Os pongo Aceite de Oliva, pero con aceite de Girasol queda también muy buena, un poco más suave.

INGREDIENTES
1 Huevo
aceite de Oliva
Vinagre
Sal

Pon el huevo en el vaso de la batidora, echa sal, un chorrito de vinagre y una buena cantidad de aceite.
Metemos la batidora hasta el fondo, batimos sin levantar la batidora hasta que emulsione la mezcla.
Cuando empiece a emulsionar movemos suavemente  arriba-abajo.





viernes, 14 de julio de 2017

CEBOLLITAS CONFITADAS

Pues sí, también me traen de la huerta Altzatarra, unas cebollitas, del tamaño de una bola de ping pong y que crudas las utilizo para ensaladas, pero como me encantan... es confitadas en aceite, son una delicia.

Sencillo de hacer y puede servirnos de entrada a una comida o de guarnición para carnes y pescados.





INGREDIENTES

12 Cebollitas pequeñas
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina




Pelamos y limpiamos las cebollitas.
Ponemos una cazuela con un buen chorro de aceite a fuego medio y cuando el aceite esté caliente echamos las cebollitas y salamos.
Tapamos la cazuela, ponemos a poco fuego y removemos de vez en cuando para que se vayan dorando por todos los lados.




Dejamos que vayan haciéndose poco a poco y no tienen más misterio. Si vemos que se quedan secas, podemos añadir algo de agua, poca... normalmente pasa si hemos echado poco aceite o tenemos a fuego muy fuerte.
Cuanto más tiempo las tengamos, más blandas.
Las suelo tener de 35 a 45 minutos, pueden estar hechas en menos tiempo. Como siempre, a gusto de cada cual.






 Ya veis que aspecto tienen.

ON EGIN!!!

ACELGAS CON PATATAS AL VAPOR

Estamos de temporada y no puedo quejarme, me traen de la huerta unas preciosas acelgas, patatas, calabacines, pimientos de Gernika, (aunque estos son de Altza), piparras, tomates... en fin, que es el momento de preparar verdurita llena de energía y vitaminas.

Hoy he limpiado las acelgas, he quitado unos cuantos tallos para hacerme unas pencas y con el resto he hecho una rica cazuela.





INGREDIENTES; 4 personas

3 Patatas
2 ó 3 ajos
12 hojas de acelgas
Aceite de Oliva Virgen
Sal marina


Ponemos la cazuela de la parte inferior de la vaporera con agua, a calentar

Esto es una vaporera, con sus agujeros en el fondo por el que sube el vapor que nos viene de otra cazuela que encaja con ella y está en la parte inferior.

Limpiamos y troceamos bien las acelgas, si tienen hilos los tallos los quitamos, vamos metiendo en la vaporera.
Pelamos y lavamos las patatas, las cascamos en trozos no muy grandes y echamos con las acelgas.






"Cascar" las patatas, es meter el cuchillo en la patata y en lugar de cortar, giramos el cuchillo y partimos la patata en trozos.
A mi, me lo enseñó mi abuela, que era una grandísima cocinera y siempre lo hago así. Yo obediente.

Echamos la sal, removemos y ponemos a cocer al vapor
Tenemos una media hora a fuego medio, que el agua esté en ebullición.

Mientras tanto hemos pelado y fileteado los ajos, los ponemos con el aceite de oliva en una sartén y cuando estén las acelgas ponemos a freír.



Una vez hechas, ponemos las acelgas y patatas en una bandeja grande o en otra cazuela y echamos el refrito de ajo por encima.

ON EGIN!!!

jueves, 13 de julio de 2017

CALABACÍN REBOZADO

En el verano me suelo juntar con calabacines que me llegan de las huertas de amigos y familiares. 
Les voy dando salida, haciendo crema de calabacín, Tortilla de puerros y calabacín, calabacín a la plancha, pisto de calabacín y ¿cómo no?, calabacín rebozado.
Sencillo, sencillo de hacer y rico.
¡Me encanta!, porque además puedes hacer la cantidad que quieras, lo que sobre, se come frío perfectamente. Es genial llegar a casa con ganas de picar algo y tener un plato con calabacines rebozados... ahora en verano, con las múltiples fiestas que tenemos, llegar a ciertas horas tardías (o tempraneras) y tener unos calabacines rebozados... ¡¡¡HUMMMNNN!!!, ¡qué ricos!




INGREDIENTES

1 Calabacín
2 huevos
Harina
Aceite de Oliva
Sal Marina

Quitamos los extremos y resanamos el calabacín, lo lavamos y sin pelar, cortamos en rodajas, entre medio y un centímetro de grosor.

Batimos un par de huevos, tenemos en un plato la harina y en otro el huevo batido. Pasamos las rodajas por la harina y después por el huevo.


En una sartén ponemos aceite a calentar y cuando esté bien caliente, (antes de que humee, que no se nos queme, el aceite quemado es tóxico y nocivo para la salud ), ponemos las rodajas en la sartén y freímos, aprovechamos ahora para echar la sal sólo por un lado. Si te gustan más saladas echa por los dos.
Los tenemos hasta que cojan color doradito, algo menos de dos minutos por cada lado. Pero como siempre, si te gusta más hecho fríe un poco más.


Vamos sacando a un plato o bandeja con papel de cocina para que absorba el aceite. Si nos gustan calientes podemos poner un plato por encima para que no se enfríen. 
Y ya está, sencillo y exquisito, ideal para llevar a comidas campestres, barbacoas y excursiones. ¡No dejarán ni uno!

ON EGIN!!!